Usted está aquí

Enfermedades

Una nueva visión sobre los Síntomas, las Enfermedades y la Salud

¿Qué es Salud y Enfermedad?

Cuando pensamos en salud todos estamos de acuerdo, queremos sentirnos bien y con la mejor vitalidad para alcanzar la independencia en nuestras vidas, así como también ser útiles en nuestro entorno. Los términos de salud y enfermedad provienen del latín, salud deriva de “salus”, que significa salvación o saludo y, enfermedad desciende de “infirmitas”, que quiere decir falta de firmeza.

Para definir salud nos referiremos a lo establecido por la organización mundial de la salud (OMS). En 1947 esta institución aprueba su constitución, en donde establece estatutos que tienen relación directa con la definición de salud, su divulgación y su protección, a los cuales ONMINTS se suscribe:

 

  • “La salud, es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.
  • “El goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”.
  • “La extensión a todos los pueblos de los beneficios de los conocimientos médicos, psicológicos y afines es esencial para alcanzar el más alto grado de salud”.

Ahora bien, para especificar que es la enfermedad, exploraremos e integraremos las definiciones y visiones que manejan las distintas vertientes médicas.

Según La Medicina Convencional

La medicina convencional, también llamada medicina occidental moderna o medicina alopática, se caracteriza por su gran poder en la definición de diagnósticos, es farmacológica, quirúrgica y se rige por el método científico propuesto por Descartes. Para definir enfermedad según esta rama, abordaremos un diccionario médico de alto prestigio como es, el Diccionario Terminológico de Ciencias Medicas MASSON. En donde se define a la enfermedad como:

“Es una alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo. Conjunto de fenómenos que se producen en un organismo que sufre la acción de una causa morbosa interna o externa y reacciona en contra de ella, que se manifiesta por síntomas y signos característicos y cuya evolución es más o menos previsible”

Según la Medicina Integrativa

La enfermedad es una alteración, desbalance o desequilibrio de los 3 principales sistemas que componen al ser Humano: el sistema físico o plano material, el sistema emocional y mental y, el más sutil, el sistema energético.

La medicina integrativa considera el estar enfermo como una oportunidad, una situación perfecta para revisarnos y prestarnos la atención necesaria, detectar qué estamos haciendo incorrectamente, y así poder cambiarlo. La enfermedad es un proceso que se inicia con pequeñas señales, que muchas veces desestimamos y no le damos la atención necesaria y continuamos con el mismo ritmo de vida.

La enfermedad comienza en el cuerpo sutil o energético, luego afecta el cuerpo emocional y mental, y sí no se atiende a estos niveles, termina impactando en el cuerpo físico, en donde la enfermedad se desarrolla visiblemente.

Inevitablemente debemos cometer errores para aprender y evolucionar, por esta razón debemos darle la bienvenida a la enfermedad, aceptándola como una aliada y no como una enemiga.

Para la medicina integrativa la enfermedad es un camino de cambio, un maestro que llega a nuestras vidas para enseñarnos a mejorar.

Según la Medicina Tradicional China

La medicina tradicional china constituye un sistema integral de salud, desarrollado en China hace más de cuatro milenios. Considera a la salud como el equilibrio y, a la enfermedad como una alteración de este equilibrio.

La evolución de la enfermedad es el proceso de la lucha entre la energía vital (Zheng Qi), y la energía perversa (Xie Qi), lo cual provoca un exceso o insuficiencia del Yin o del Yang, dando como resultado un mal funcionamiento de los órganos, que de no ser atendido a tiempo, terminara desplazando el equilibrio hacia el estado de enfermedad.

El Yin-Yang surge a partir de la tradición Taoísta, donde todos los componentes de la naturaleza son independientes pero a su vez complementarios, surgiendo así la concepción de elementos opuestos, como por ejemplo el sol y la luna.

También, existen componentes que se consumen mutuamente y se transforman, como por ejemplo, el día se transforma en la noche. Estas propiedades vienen representadas en la milenaria teoría del Yin-Yang, están unidos y uno dentro del otro. 

Nuestro organismo también se rige por la teoría del Yin-Yang. El Yang representa la acción, el movimiento y la función, mientras que el Yin está representando por el componente físico de cada órgano.

A cada uno se le asocia una emoción concreta y cuando se rompe el equilibrio Yin-Yang, la emoción se altera y aparece la enfermedad.

En el Tao, la salud se considera como la alianza entre el organismo y orden universal, y a la enfermedad como a la perdida de esa unión, y por lo tanto se pierde la armonía. Además, la prevención se logra actuando mediante el reconociendo de ese orden universal y la terapia es el proceso que lleva a restablecer la armonía, mediante la regulación y equilibrio de los factores afectados.

Según la medicina Ayurveda de la India

La medicina Ayurveda es un sistema integral de salud, que fue desarrollado en India hace más de cinco milenios, y forma parte del conocimiento védico ancestral. La palabra Ayurveda se divide en dos, “ayu” que significa vida y “veda” que quiere decir conocimiento o ciencia. Por lo tanto, Ayurveda es la ciencia de la vida.

Más que una medicina, es un estilo de vida en armonía con los ritmos de la naturaleza que rigen nuestro planeta, promoviendo la prevención y la curación de enfermedades. Define la salud como un estado de armonía y equilibrio entre el cuerpo, la mente, el espíritu y el entorno, en donde todos estos elementos son considerados como una unidad. Define la enfermedad como un desequilibrio entre las diferentes constituciones presentes en el cuerpo, Vatta, Phita y Kapha, que son los llamados Doshas.

Cada individuo posee una mezcla única de estas tres constituciones, en donde en la mayoría de los casos una de ellas es predominante.

En Ayurveda el equilibrio entre la salud y la enfermedad depende de la presencia o ausencia del balance entre los 3 Doshas.

De esta manera una persona sana se encuentra en un estado:

  • donde los tres Doshas están en perfecto balance.

  • agni está presente, que es el fuego necesario para la digestión.

  • firmeza en los dhatus, que son los tejidos.

  • eliminación correcta de mala, que son los productos de desecho biológicos.

  • estado alegre de atma, que es el alma.

  • un pacífico funcionamiento de los órganos sensoriales y la mente.

La enfermedad según la Medicina Tibetana

La Medicina Tibetana es un sistema integral de salud establecido en el Tíbet hace más mil quinientos años y tiene mucha influencia de la Medicina China y Ayurveda. Para la Medicina Tibetana, la enfermedad es el resultado de la perdida del equilibrio de la energía. Esta energía es el enlace vital entre el cuerpo y la mente. Entonces, cuando esta energía vital se desequilibra, el cuerpo y la mente pierden la armonía y la enfermedad se hace físicamente presente.

Para restablecer el equilibrio, se tratan primero las causas de la enfermedad, prestando atención a la dieta y al estilo y forma de vida.

Segundo, se utilizan terapias herbales y externas, fomentando siempre la prevención a través de una vida y una dieta sana. Un cuerpo sano, una mente clara y calmada, y mucha energía, son el resultado de un buen equilibrio.

Los médicos tibetanos clasifican las causas de la enfermedad en primarias y secundarias. Las causas primarias surgen siempre de actitudes mentales negativas o destructivas, como lo son la ignorancia, la ira, el deseo, y el apego. Las causas secundarias vendrían a hacer la dieta y el estilo de vida.

Según la Homeopatía

La homeopatía fue desarrollada por el médico alemán, Samuel Hahnemann hace más de doscientos años. El término proviene del griego “homios”, que significa semejante, y “pathos”, que significa padecimiento o enfermedad. Es una teoría médica, cuyo principio es la similitud y se basa en los mecanismos de auto curación del mismo organismo.

Trata al ser humano en conjunto, evaluando su dimensión mental, psíquica y emocional dentro de su reacción física. Por lo tanto, la homeopatía actúa estimulando la capacidad curativa natural del organismo, en vez de atacar el elemento causal de la enfermedad.

 

Para los homeópatas la enfermedad comienza con la perturbación de la fuerza vital, energía vibracional o electromagnética, que anima a los seres y dirige sus actividades. Es sobre esta donde actúa el medicamento homeopático, promoviendo un estado de salud, animando a nuestro cuerpo físico para mantenernos en un estado de perfecto control y equilibrio. La enfermedad se concibe como una profunda falta de armonía interna.

Muchas veces, manifestar una enfermedad es la única solución que el organismo consigue para adaptarse ante una modificación de su energía vital. Los homeópatas consideran que los malestares físicos aparecen como consecuencia de un malestar emocional y mental previo, el cual no se ha gestionado correctamente.

 

Según la Medicina Antroposófica

El Dr. Rudolf Steiner desarrolla en 1920 la medicina Antroposófica, que gracias a su condición polifacética de filósofo y científico, logra cambiar el rumbo del pensamiento mecanicista de la medicina moderna, introduciendo el concepto de que se ha de observar al ser humano como un conjunto y no solo como un órgano afectado. Es aquí donde surgieron los primeros bosquejos de la medicina alternativa.

Para la antroposofía la salud es mantenerse en el punto de equilibrio entre extremos como, reposo y movimiento, sueño y vigilia, alegría y tristeza, generando así un estado de perfecta armonía entre el cuerpo físico y el emocional. En el momento en el que este equilibrio se desplaza a los extremos, entonces aparece la enfermedad. La salud y la enfermedad están directamente relacionadas con la biografía y entorno social del paciente.

Steiner hace hincapié en que una persona desarrolla y madura muchos aspectos de su ser a través de la superación de una enfermedad, en donde cada acontecimientos pueden ser visto como decisivos y determinantes en la vida de esa persona. También se toma en cuenta en que fase del desarrollo se encuentra el paciente, es decir, los ritmos biográficos, que a menudo son considerados para comprender la enfermedad en la vida de dicho paciente.

La medicina antroposófica se enfoca en los principios que apoyan a la salud humana y no en los que causan la enfermedad. Uno de los grandes preceptos de Steiner fue: “la conciencia espiritual es la base de la salud individual y de la salud de la sociedad”.

Propuesta de contenido

Si ud. está interesado en tener más info de este apartado o sugerir algún tema para desarrollar, contacte con nosotros.

Contacta