Usted está aquí

Medicina Integrativa

¿Qué es la Medicina Integrativa?

La medicina integrativa es una práctica médica integral, que se nutre de muchas otras, utilizando los saberes de la medicina alopática y las complementarias o alternativas, todas ellas con alta evidencia con respecto a seguridad y efectividad.  Por lo tanto es la asociación de la medicina alopática con las medicinas complementarias o alternativas, cosa que permite optimizar la actuación de cada una de ellas para cada paciente. En esta medicina la visión de cada parte no se excluye, al contrario se consideran, suman y potencian entre sí para brindar un beneficio mayor al paciente, el cual recibe una atención totalmente personalizada, según sus necesidades específicas.

La medicina integrativa contempla al ser humano como un todo: un cuerpo, una mente y un alma. Esto significa que el abordaje de la enfermedad y los estados de los pacientes son considerados en su conjunto y no como como fragmentos y órganos desconectados, que funcionan por separado: ¿Es posible pensar que lo que me sucede no está relacionado con lo que siento, con lo que vivo y con lo que le ocurre a mi cuerpo?

<h1 class="rtejustify"><strong>¿Qué es la Medicina Integrativa?</strong></h1>

<p class="rtejustify">La medicina integrativa es una&nbsp;<strong>práctica médica integral</strong>, que se nutre de muchas otras, utilizando los saberes de la medicina alopática y las complementarias o alternativas, todas ellas con alta evidencia con respecto a seguridad y efectividad.&nbsp; Por lo tanto es la asociación de la medicina alopática con las medicinas complementarias o alternativas, cosa que permite optimizar la actuación de cada una de ellas para cada paciente. En esta medicina la visión de cada parte no se excluye, al contrario se consideran, suman y potencian entre sí para brindar un beneficio mayor al paciente, el cual recibe una atención totalmente personalizada, según sus necesidades específicas.</p>

<p class="rtejustify">La medicina integrativa contempla al ser humano como un todo: un cuerpo, una mente y un alma. Esto significa que el abordaje de la enfermedad y los estados de los pacientes son considerados en su conjunto y no como como fragmentos y órganos desconectados, que funcionan por separado:&nbsp;<em>¿Es posible pensar que lo que me sucede no está relacionado con lo que siento, con lo que vivo y con lo que le ocurre a mi cuerpo?</em></p>