Usted está aquí

Blog

5 sencillas maneras de eliminar el estrés en tu día a día

0 comentarios

El estrés es una de las grandes dolencias que acusa a nuestra sociedad actual. Debido al ritmo de vida nuestra exigencias son muchas y a diversos niveles: laboral, personal, familiar, social, tecnológico, etc. Y son muchos los motivos por los que podemos padecer esta silenciosa pero presente enfermedad. 

Tal y como explicamos en nuestro anterior artículo “El Origen del estrés”, el estrés es autoinducido, ya que nuestro cerebro interpreta los factores o experiencias externas como si fuesen situaciones alarmantes o de peligro, aunque en realidad no lo sean. De esta manera, una reunión con un cliente, con tu jefe o una larga lista de tareas pueden convertirse en situaciones estresantes que pondrán al organismo en situaciones límite.

Un organismo sometido durante mucho tiempo a este tipo de situaciones puede desarrollar una serie de puntos débiles que más tarde pueden convertirse en enfermedades. Por este motivo es muy importante aprender a prevenirlo y rebajar los niveles de estrés cuando este aparezca.

Para ello existen pequeñas acciones en el día a día que se pueden realizar para liberar a nuestro cuerpo del estrés acumulado e impedir su aparición. 

1. Meditación 

Es una de las herramientas más importantes para combatir el estrés. Ahora bien, no es necesario convertirse en un monje budista para reducir el estrés en tu organismo. Puede llevarte tan solo 10 minutos al día. Solo hay que reservar un momento para sentarse, cerrar los ojos y respirar profunda y pausadamente. También se pueden realizar meditaciones guiadas si resulta difícil al principio. Si quieres profundizar más en el tema puedes visitar nuestro artículo ¿Qué es la meditación? 

 

2. Disminuye el ritmo en determinadas actividades diarias

A veces, el ritmo frenético del día a día toma el control sin que nos demos cuenta y multiplicamos nuestras revoluciones sin que sea necesario. Por eso cuando te sientes a comer, aunque solo tengas 30 minutos, hazlo pausadamente y con calma, de esta manera se pondrá de manifiesto el alto ritmo que habías incorporado y podrás rebajarlo. Si puedes, pon dos o tres “islas de calma” distribuidas a lo largo del día que sirvan como puntos de control donde salir de la inercia que nos generan las situaciones de estrés.

 

3. Escucha la música que más te guste y descubre nueva

Concédele el espacio que se merece, es decir, dedícale toda la atención y busca un momento para ello. De esa manera disfrutarás plenamente y le darás a tu mente una oportunidad de viajar y disfrutar de las sensaciones que te provoque. Esto es un potente activo contra el estrés.

 

4. Haz ejercicio

El ejercicio es una poderosa herramienta contra el estrés. Activa nuestro organismo, genera endorfinas que generan una sensación placentera, mejora nuestras funciones vitales, regula y mejora el ciclo del sueño y mejora la conexión contigo mismo. El tipo de ejercicio puede variar según tu condición física o gustos. Puedes caminar 30 minutos al día, practicar yoga, nadar, salir a correr, ir al gimnasio o elegir el que mejor vaya con tu ritmo de vida.

 

5. Date premios, te los mereces

Regalarse pequeños placeres es una estupenda manera de cuidarse a uno mismo. Darse un baño, leer un buen libro, prepararse una cena deliciosa o ir a la sauna son pequeños auto-regalos que ayudan a calmar la mente y que nos ponen en valor a nosotros mismos.

 

Aun así, cualquier actividad que se realice puede convertirse en una buena herramienta contra el estrés si le dedicas atención plena. Es decir, cocinar, salir a pasear o tomar una ducha puede servir para gestionar el estrés si ponemos los 5 sentidos en lo que estamos haciendo y lo vivimos al 100%. Es decir, si realizamos cualquier tarea con atención plena estaremos viviendo en el presente y libres de estrés.

Desde OnMints os aportamos algunas ideas para la gestión del estrés en el día a día. Os animamos a ir perfeccionando vuestros propios recursos ya que no se pierde nada por probar cosas nuevas y descubrir diferentes formas de vivir.

Disfruta plenamente y experimenta, ya que tu vida está solo en tus manos. 

 

Noticias relacionadas