Usted está aquí

Blog

DIETAS DETOX: hablando claro

0 comentarios

Es necesario dejar claro algunos aspectos sobre las dietas détox desde el punto de vista de la dietética y la nutrición para sembrar, objetivamente, unas bases comprensibles por todos. ¿Qué son? ¿Cuál es el mejor momento para realizarlas?  ¿Puede realizarlas cualquier persona? ¿Son peligrosas? y ¿Existe una dieta détox perfecta? Todos estos son temas que trataremos a lo largo de este artículo. Para ello hemos contado con la ayuda de Mª Josep Sebastià, experta en Dietética y nutrición humana y Oncología Integrativa con una amplia trayectoria profesional en el tema.

Antes de comenzar se debe aclarar que una dieta détox no está indicada para perder peso, es decir, no es una dieta adelgazante. La pérdida de peso asociada a la realización de una dieta détox viene como consecuencia de la eliminación de toxinas y será, en su mayoría, líquido. Su principal objetivo es muy distinto y lo tratamos a continuación.

¿Qué es una dieta détox?

Detoxificar quiere decir ayudar a nuestro organismo a eliminar toxinas. Así de sencillo. Es como realizar una limpieza de los filtros de un vehículo: en este caso nuestro cuerpo.

Por supuesto que nuestro organismo cuenta con órganos necesarios para llevar a cabo esta función como son los riñones, el hígado e incluso la piel, pero lo hace a una velocidad determinada. De manera que si la aportación de toxinas es mayor que la velocidad de eliminación se producirá una acumulación. La dieta détox es útil porque deja el tiempo necesario a nuestro cuerpo para eliminar las toxinas que aún no ha tenido tiempo de eliminar. Para esto se hace uso de alimentos y plantas que favorecen y ayudan al procesamiento de dichas toxinas.

¿Cuánto dura una dieta détox?

No existe una regla común ni un tiempo estipulado ya que dependerá del motivo y objetivo por el que se realice la dieta.

En cualquier caso, puede variar desde 1 día hasta 21 días teniendo en cuenta las patologías de la persona y sus condiciones y necesidades particulares.

¿Pero, son siempre adecuadas?

A veces sí, a veces no. Dependiendo del momento en el que se encuentre la persona y de si tiene alguna patología, pueden ser adecuadas o no. Es tarea de un profesional determinar si se deben hacer.

Por ejemplo, para una persona que está viviendo una enfermedad puede no ser aconsejable realizar una dieta détox, principalmente porque puede interferir con los fármacos que esté tomando. Durante el embarazo o la lactancia tampoco es aconsejable realizar una dieta de estas características ya que las toxinas acumuladas que el organismo pasa a eliminar pueden transferirse directamente al niño mediante el cordón umbilical o la leche materna.

Por el contrario, existen momentos especialmente favorables para realizar una dieta détox en personas sanas. Es aconsejable realizarlas una vez al año y en un momento de equinoccio, ya sea primavera u otoño.

¿Existe una dieta détox perfecta?

Obviamente no. Se puede hacer de muchas maneras y con diferentes objetivos. Por lo tanto no se puede afirmar que exista una dieta détox tipo, ni siquiera una dieta que funcione mejor que otra. En todo caso dependerá de la persona, de la finalidad de la dieta détox y de la situación particular.

Por todo esto es importante la ayuda de un profesional que determine las necesidades y requerimientos y desarrolle una dieta détox particular y específica para cada persona.

¿Qué alimentos forman parte de una dieta détox?

Los alimentos que se incluyen, de forma genérica, en una dieta détox son casi todo vegetales, alimentos bajos en grasas, plantas (preferiblemente frescas y naturales), frutas e infusiones con las propiedades medicinales necesarias para ayudar a nuestro organismo a eliminar las toxinas acumuladas.

Además, una dieta détox requiere de un acondicionamiento para la entrada y para la posterior salida y de un plan nutricional para mantener una alimentación sana después de haberla realizado.

Cabe destacar que en el mercado existen multitud de productos, batidos y zumos destinados realizar dietas détox. A modo general, estos productos no son necesarios ya que, si se cuida la calidad de los alimentos empleados, pueden ser realizados por nosotros con los mismos e incluso con mayores beneficios.

Desde OnMints recomendamos, en todo momento, no comenzar una dieta détox por iniciativa propia sino por consejo profesional y bajo supervisión médica. De este modo se podrá adaptar en todo momento a las necesidades de la persona y conseguir los objetivos propuestos.