Usted está aquí

Blog

¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?

0 comentarios

Buena parte de las dolencias que padecemos tienen una causa emocional y de descontrol del pensamiento

Alejandra Vallejo-Nágera

Psicóloga, escritora y divulgadora.

 

¿Qué es?

Se podría definir la meditación como una técnica para llevar nuestra atención hacia una dirección interna experimentando así niveles más profundos y aquietados del pensamiento.

Pero, lejos de lo que se suele creer, la meditación no consiste en "no pensar" o “dejar la mente en blanco” sino de aceptar que la mente siempre tiene pensamientos y que no debemos apegarnos a ellos sino que hay que dejarlos pasar y volver al centro.

Los científicos han situado a la meditación como un cuarto estado de conciencia, esto es, vigilia, soñar, dormir y meditación. Un organismo en meditación entra en un estado de descanso profundo (más profundo que dormir) y a la vez posee actividad cerebral electro-fisiológica única: una actividad cerebral ordenada.

Esta actividad cerebral está relacionada con la mejora de la inteligencia, la creatividad, habilidades de aprendizaje, estabilidad psicológica y madurez emocional.

Es por esto que los beneficios de la meditación son múltiples y al igual que los estados de estrés y ansiedad pueden provocar o agravar enfermedades, el estado al que se llega mediante la meditación puede favorecer la mejoría de ellas.

 

¿Qué beneficios trae la meditación durante una enfermedad? 

Hacer meditación de forma continuada puede provocar cambios positivos en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés ya que incrementa la actividad en las zonas asociadas con las emociones positivas. La meditación nos puede trasformar físicamente y puede mejorar nuestro bienestar y nuestra salud tanto física como mental.  

Por ejemplo a nivel mental, cuando una persona está nerviosa, con estrés o ansiedad, sea por el motivo que sea, respira mal. Esto hace que el cerebro reciba menos oxígeno y se entumezca. En este estado cualquier problema ocupa todo el cerebro. Con la meditación el individuo puede seguir observando el problema pero también las soluciones.  

Una buena recuperación ante una enfermedad o dolencia física requiere un trabajo por parte del sujeto que va desde cuidar el estilo de vida y recibir el tratamiento adecuado hasta disponer de un buen estado de ánimo. Esto último es de vital importancia ya que ayuda mucho en la recuperación de una enfermedad y es donde la meditación juega un papel muy importante.

Además, los científicos han constatado los cambios que la meditación produce en el cerebro mediante resonancias magnéticas y magnetoencefalografías. Han observado que las personas con tendencia a la depresión tenían una activación de la zona prefrontal derecha del cerebro mientras que las personas con mayor capacidad para regular sus emociones tenían más activada la zona izquierda. Tras un tiempo de meditación, pudieron observar cómo en los pacientes con depresión empezaba a activarse dicha zona izquierda.

Para la práctica de la meditación no son necesarios cambios radicales de vida, se trata de hacer las actividades cotidianas pero con la conciencia lúcida, con el sistema nervioso tranquilo. Plenamente atento y presente. Y para ello existen diversas técnicas de meditación. Al contrario de lo que muchas personas piensan, la meditación no se trata de algo religioso o evasivo, es un gran ejercicio intelectual que comienza por trabajar con la respiración para calmar la mente.   

Si queréis mas informacion acerca de distintas prácticas cuerpo-mente, tan solo tenéis que consultar los videos del Dr. Efrain Hoffmann y Alejandro Marten.