Usted está aquí

Salud y Medicina Integrativa

Categorías

Sistema Hoffmann
Ver mas
Técnicas de Respiración
Relación entre el Estado Emocional y la Fisiología
Comunicación
Ver mas
Masajes
Ver mas
Dietas Sanadoras Hoffmann
Ayuno Terapéutico
Ver mas
Ozonoterapia
Ver mas

¿Qué es La Medicina Integrativa?

La medicina integrativa es una práctica médica, que integra los conocimientos de prevención y tratamiento de la medicina convencional u occidental moderna, con medicinas tradicionales del pasado, como la Medicina Ayurveda, Tradicional China, Tibetana, y otras más recientes, como la Antroposofía. También considera todos aquellos tratamientos hasta ahora llamados complementarios, alternativos u holísticos, que tengan una alta evidencia con respecto a su seguridad y efectividad. Esta asociación pretende brindar un beneficio mayor a las personas, ya que cada visión no excluye a las otras sino que por el contrario, su integración permite que se potencie y aumente su eficacia, de manera que se obtengan los mejores resultados posibles.

El principal objetivo de la medicina integrativa es promover el estado óptimo de bienestar y de salud de la población en general, así como también ayudar, apoyar y acompañar a las personas a restablecer su estado de salud, en caso de que lo hayan perdido.

La medicina integrativa contempla al ser humano con una visión global, constituido principalmente por tres partes: un cuerpo, una mente y un alma, en donde cada parte esta interconectada con la otra. Esto significa que el abordaje de la enfermedad y los diferentes estados del paciente son considerados en su conjunto. No existe enfermedad que afecte únicamente a una de estas 3 partes, sin provocar alteraciones en las otras dos. Por esa razón un médico integral considera los estados de ánimo, las conductas mentales, aspectos psicológicos y emocionales, la nutrición, los hábitos, los desequilibrios energéticos, así como todas las alteraciones biológicas y fisiológicas. Finalmente, todos estos aspectos se estudian enmarcados en un entorno social. Por lo tanto, los pacientes reciben una atención totalmente personalizada, según sus necesidades específicas.

Otro punto importante es el hecho de que la medicina integrativa intenta catalizar el poder de sanación propio de cada paciente. Por lo tanto, toda persona tiene una responsabilidad en el desarrollo de su enfermedad, así como también de su curación. Pasar a tener una consciencia y una participación activa a lo largo del proceso, es crucial para alcanzar la erradicación del síntoma o enfermedad que padezca, así como de su bienestar y su estado de salud integral a largo plazo.

La medicina integrativa se encuentra formada por las siguientes categorías:

  1. Sistemas Integrales de Salud: son grandes sistemas que engloban a todas las otras categorías. Dentro de estos podemos encontrar la Medicina Tradicional China, Medicina Ayurveda de la India o la Tibetana, entre otras.
  2. Prácticas Mente Cuerpo Alma: son aquellas prácticas en las que se conecta el cuerpo físico con la mente, con las emociones y con el inconsciente. Son las técnicas de relajación, meditación, respiración, gestión emocional, gestión del estrés, etc. En esta categoría también se encuentran las terapias energéticas.
  3. Técnicas Manuales: son todas aquellas técnicas que implican la manipulación del cuerpo físico. Aquí se encuentran todo tipo de masajes, la acupuntura, quiropráctica, osteopatía, etc.
  4. Nutrición y Productos Naturales: contempla los hábitos nutricionales, los alimentos, su producción y cualquier otro producto de procedencia natural.
  5. Filosofía y Conciencia: esta categoría contempla diversas corrientes de pensamiento, moderno y ancestral, oriental y occidental, que convergen en aspectos como la felicidad, el equilibrio, la armonía, entre otros.

Medicina Alternativa, Holística, Complementaria e Integrativa

Para empezar nos gustaría mencionar la Medicina Occidental Moderna. Muchas veces es llamada convencional o alopática, se caracteriza por su gran poder en la definición de diagnósticos, quirúrgica y farmacológica.

La medicina integrativa no es una disciplina nueva sino que tiene un largo recorrido en la historia, en la que se han utilizado distintas terminologías para nombrarla:

  • En los ochenta se denominaba como Medicina Alternativa. Se trataba de toda práctica no reconocida por el gremio médico, pero utilizadas en paralelo con la medicina convencional. Pero el término alternativo las separaba, excluyendo a una de la otra.
     
  • Paralelamente el término Medicina Holística fue utilizado para cubrir todos los aspectos de la Medicina Alternativa. Holística viene del griego “holos”, que significa totalidad o completo. La palabra holismo fue introducida en 1926 para describir las escuelas filosóficas que consideran los sistemas como una unidad en lugar de partes aisladas.
     
  • En los noventa pasó a llamarse Medicina Complementaria. En esta época se conocían como prácticas no reconocidas generalmente por la comunidad médica, pero utilizadas por los pacientes junto con la medicina convencional moderna occidental.
     
  • A partir del año 2000, se pasa a utilizar el término de Medicina Integrativa, que combina tratamientos de la medicina convencional y complementaria que tengan alta evidencia de seguridad y efectividad.

Ha habido una evolución natural del término y lo que este implica. La observación de los excelentes resultados en los pacientes que combinaban tratamientos, en comparación con los que usaban exclusivamente una vertiente u otra, supuso el levantamiento de la medicina integrativa. Una disciplina que integra y une todo el conocimiento, le da el valor que cada sistema y terapia médica tiene, surgiendo así una medicina con carácter y apertura multidisciplinaria. Esta laboriosa tarea de integración demuestra cada día, que los diferentes sistemas se potencian, produciendo así una sinergia en los efectos del tratamiento, que repercute directamente en la calidad de vida de las personas.

¿Cómo es una consulta de Medicina Integrativa?

  • Se observa al paciente como un todo. Esto quiere decir que para el médico son tan importantes los síntomas físicos que presenta, como también su estado de emocional, de estrés, sus hábitos y conductas, así como posibles desequilibrios en su estado de ánimo, energético y nutricional, entre otros.
  • Suele tener una duración de alrededor de mínimo una hora, pues requiere de un análisis más largo del estado general del paciente.
  • Cada consulta es distinta entre sí, pues es personalizada para cada paciente.
  • El paciente o consultante deja de ser pasivo para pasar a tener un rol activo y una responsabilidad tanto en su en su proceso de sanación como en su estado de salud general.
  • El médico o terapeuta tiene la función principal de catalizar el poder de sanación que hay en el paciente, es decir, ser un instrumento que proporcionará las herramientas y el apoyo para conseguirlo.
  • El objetivo de la consulta no es sólo para curar los síntomas sino también reestablecer el equilibrio, la harmonía y el bienestar general del paciente. Por lo tanto se trata de restituir la salud de la persona.

Propuesta de contenido

Si ud. está interesado en tener más info de este apartado o sugerir algún tema para desarrollar, contacte con nosotros.

Contacta