Usted está aquí

Técnicas de Respiración

La respiración es el signo de vida más importante. La vida comienza con la primera inhalación y termina con la última exhalación

¿En términos fisiológicos qué es la respiración?

La respiración es un acto inconsciente por medio del cual nuestro organismo intercambia dióxido de carbono (CO2) por oxígeno (O2). De este proceso depende el óptimo y adecuado funcionamiento de nuestro cuerpo.

Cuando inhalamos, el oxígeno presente en el aire entra hasta nuestros pulmones en donde pasa a la sangre y rápidamente se extiende por todo el organismo. El cuerpo debe absorber el O2, que es la fuente de energía primordial para poder llevar a cabo dichas reacciones, sin O2 la vida como la conocemos no tendría cabida, es como la chispa para que el motor pueda encender. Para que este proceso se mantenga deben entrar y salir de los pulmones entre 6 y 10 litros de aire por minuto.

En este período de tiempo los pulmones son capaces de transferir 30 % del oxígeno de cada litro de aire, hacia la sangre, mientras un volumen similar de dióxido de carbono pasa de la sangre a los pulmones y es exhalado. El cuerpo debe desechar el CO2 que se genera como producto en las reacciones de oxidación que son necesarias para nuestro organismo, como parte esencial en el proceso de obtención de energía del cuerpo.

Cuando hacemos ejercicios de cualquier naturaleza, es posible respirar más de 100 litros de aire por minuto, de los cuales se pueden absorber 3 litros de oxígeno por minuto. Por lo tanto, la velocidad y cantidad de O2 que absorbemos es una medida importante de la cantidad total de energía consumida. Por lo tanto, respiración y energía son conceptos que están íntimamente relacionados. Tomando consciencia de nuestra respiración y mediante una serie de técnicas específicas podemos llegar a controlar, dirigir y dosificar nuestra energía.

¿Qué pasa cuando no respiramos bien? Cuando por ejemplo no respiramos constante, superficialmente o exhalamos más de lo que inhalamos, etc. Por un lado al estar carentes de oxígeno nuestro organismo tendrá menos energía para llevar a cabo todas sus funciones y por otro lado si no desechamos el dióxido de carbono correctamente podríamos acabar intoxicados.

Beneficios

Debido a lo expuesto anteriormente, podemos entender que una correcta respiración mantiene al cuerpo energizado y preparado para llevar a cabo correctamente sus funciones, por lo tanto, se mantendrá sano y en perfecto bienestar. Por estas razones es que desde hace mucho tiempo atrás, diversas culturas e infinidad de vertientes terapéuticas cuidan, estudian y practican diferentes técnicas de respiración. 

En la actualidad contamos con terapias y ejercicios que se enfocan en la respiración, bien sea para aumentar la resistencia, desintoxicar, regenerar órganos, calmar enfermedades respiratorias, disminuir el estrés y hasta acceder a memorias infantiles.

Si hacemos del acto de respirar, un acto consiente y practicamos regularmente, podemos ayudar a nuestro organismo en sus funciones diarias en donde los órganos y procesos celulares trabajan correcta y equilibradamente. Además estas técnicas pueden dar paso a la relajación, lo que conlleva la disminución del estrés. Por lo tanto, ayuda a equilibrar y a gestionar estados psicológicos, emocionales y sobre todo es una muy buena metodología para prevenir enfermedades.

La Respiración - Conexión Cuerpo/Mente

Los ejercicios de respiración, al igual que otras actividades, requieren de un esfuerzo mental por nuestra parte, ya que debemos enfocarnos y poner toda nuestra atención en realizarlos. Cuando esto ocurre, llega un momento en el que la mente entra en un estado en donde puede dejar de lado los pensamientos perturbadores o el ruido mental, la mente ya no está en el pasado ni en el futuro, ni tratando de resolver cuestiones, está en el momento presente.

Cuando esto se logra, el cuerpo se relaja, el estado de alerta disminuye y por lo tanto se disparan los mecanismos fisiológicos de producción de neurotransmisores y hormonas que nos hacen sentir bien, seguros y felices. Lo que permite la liberación de la ansiedad y preocupaciones, ayuda a combatir la depresión, dejando la mente completamente despejada y al mismo tiempo dispuesta para realizar otras actividades con una sensación de optimismo.

Además, otro hecho importante es que la respiración lenta y exageradamente profunda afecta la presión torácica, modificando los mecanismos de control cardiovasculares, lo que provoca la disminución del flujo sanguíneo. Este hecho afecta directamente al sistema nervioso simpático, el cual es el mensajero de la respuesta del estrés. Por lo tanto, con el simple hecho de modificar la respiración podemos controlar el estrés.

Por todo lo expuesto anteriormente, se puede concluir que la realización de ejercicios de respiración, posee beneficios tanto físicamente como mentalmente, en donde a través de la respiración encontramos la conexión cuerpo/mente, una prueba más de ello, se puede notar fácilmente en nosotros mismos, cuando estamos enfadados, la respiración es corta y rápida o cuando estamos tristes, la exhalación es larga y pesada.

Tipos de Respiración

Existen varios tipos de respiración, generalmente mantenemos una respiración superficial y de ritmo corto, la cual es limitante, luego tenemos la respiración profunda, la hiperventilación y la respiración abdominal. Cada uno de estos tipos es aplicado en diferentes técnicas, las cuales son dirigidas para diferentes finalidades como por ejemplo:

  • Respiración con el vientre: ayuda a controlar los síntomas del asma.
  • Respiración profunda: relaja la mente, refuerza el diafragma y mejora el flujo de la sangre hacia los ojos.
  • Respiración rítmica superficial: ayuda en la preparación para el parto, disminuyendo el dolor, reduciendo el temor y la ansiedad e intensifica su sensación de control y bienestar.
  • Respiración rítmica superficial y prolongada o hiperventilación: es utilizada en diversas terapias como por ejemplo el renacimiento y la olotrópica.
  • Atención consciente en la respiración: es la base de la meditación y las prácticas de reducción del estrés.

En general los ejercicios de respiración profunda y rítmica tienen efectos positivos en la función diafragmática, mejoran la oxigenación de todo el organismo, optimiza el flujo linfático y promueve la regulación del sistema nervioso.

El control y la conciencia de la respiración es parte fundamental en diversas técnicas específicas, las cuales son utilizadas en otras áreas como el yoga, el taichi, la meditación, el mindfulness, la relajación, las técnicas de reducción del estrés, el renacimiento, preparación para el parto, kriyas, Sudarshan Kriya, entre otras.

Tipos de Técnicas de Respiración

Propuesta de contenido

Si ud. está interesado en tener más info de este apartado o sugerir algún tema para desarrollar, contacte con nosotros.

Contacta